Empezamos el año con “pequeños grandes caprichos”

Hemos empezado un nuevo año de ¿crisis?, parece que la psicosis de la desesperación ha llegado para quedarse. Y nosotros, ni cortos, ni perezosos, nos contagiamos unos a otros con expresiones apagadas, suspiros cansados, refunfuños desalentadores…

 Nuestra mejor defensa son los “pequeños grandes caprichos” con los que podemos decidir el  combatir nuestro permanente estado de depresión: un masaje relajante para olvidarnos del mundo en treinta minutos, un jersey  de lana a mitad de precio, unas mechas rubias que dan luz a la cara… Todo vale para acariciar una pizca de felicidad.

También podemos darnos algún capricho que perdure en el tiempo, como darle un toque de color al hogar; algo que vemos todos los días, que utilizamos a diario…, que mejor que hacer nuestro día a día diferente con tan solo cambiar las sábanas, unas sábanas de algodón egipcio de 300 hilos por pulgada, con un tacto inigualable que nos proporcionará máximo confort para nuestro descanso; una colcha con los cojines a juego, para darle un aire totalmente distinto a nuestro dormitorio; todo ello, acompañado por esas cortinas que hace tiempo que queríamos cambiar para dar más calidez y luminosidad a nuestra estancia favorita. Para estos “pequeños grandes caprichos” trabajamos nuestras 12 horas diarias entre el trabajo y en casa.

 

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s